miércoles, 14 de enero de 2015

¿Por qué muchas perros de caza tienen las orejas caídas?




Las orejas caídas sólo aparecen en algunas razas de perros salvajes cuando son muy jóvenes. En los perros domésticos son, por lo tanto, una característica juvenil que se ha conservado en la vida adulta. Como podemos imaginar esto no tiene nada que ver con el tamaño de los perros, da igual si son razas de perros pequeños o razas de perros grandes. Éste es uno de los muchos detalles que confirman que el perro es un lobo infantilizado. Pero muchos perros domésticos tienen, como el lobo, orejas erguidas, por lo que resulta claro que las orejas caídas no son un rasgo inevitable en el proceso de domesticación. 


¿Por qué, pues, ha sido conservadas y alentadas en numerosas razas de perros?

Al parecer existen tres respuestas a esta pregunta. En primer lugar, un resultado claro de poseer orejas colgantes es que la capacidad para detectar la aireación de sonido quedado deteriorada . cuando un perro de orejas erguidas se encuentra a la escucha de los ruidos distantes, tuerce y gira sus grandes y estas orejas para localizar el menor murmullo. Los canes de orejas las cías pueden seguir siendo capaces de oír extremadamente bien; pero su facultad de establecer la dirección exacta de un ruidito no podrá nunca ser tan buena. Se afirma que este punto débil fue desarrollado de una forma deliberada en varias razas que se suponía  que actuaban seguidos por la vista el olfato, y se temía que se distrajeran por los sonidos sin importancia que se produjesen en la lejanía. Naturalmente, las oreja más caída de todas pertenecen al mayor experto en olfatear: el sabueso.

Una segunda razón para las orejas abatidas es el aspecto sumiso que confieren a sus portadores. Todo el mundo sabe que los perros feroces tiene las orejas erguidas, fieramente erectas, y que un perro subordinado las engancha, dejándolas así plana sobre la cabeza con una señal de reconocimiento de su bajo estatus social.  Aunque esta diferencia de posición no haya sido concienzudamente analizada, existe, sin embargo, la indefinida sensación de que, en cierto modo, un perro de orejas gachas es menos salvaje que otros que las tengan erectas.

Finalmente, existe una ventaja antropomórfico.  Los humanos no tienen orejas erguidas que sobresalgan por encima de las parte superior de la cabeza, pero a menudo llevar un cabello largo que les cae sobre ellas. Esto significa que las orejas muy largas y caídas se parecen,superficialmente, a la melena humana. En la raza de pelaje sedoso, como por ejemplo el podenco afgano, el pelo de las orejas están largo y suave que les da una apariencia humanoide y, por lo tanto, son más atractivos para sus propietarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario